Falacias navales. Evidencias.

 De un tiempo a esta parte, son muchas las publicaciones en las que se recurre a la falacia informativa con fines que deberían explicar los autores de las mismas.

La historia de la Marina Civil ha sido adulterada desde hace siglos, y de forma muy destacada desde la creación de la Armada Española en el siglo XVIII.

Los Borbones despreciaron a la Marina Civil desde su llegada a España en el siglo XVIII.

La Segunda República trato de recuperar a la Marina Civil, pero fue aplastada por el fascismo. nacional catolicismo- franquista.

La Academia de Historia, una parte importante de las facultades de Historia y su cuerpo docente, el Archivo de Indias y otras instituciones públicas se han prestado a desvirtuar la historia de la Marina Civil.

La Constitución Española no reconoce a la Marina Civil y confunde conceptos básicos: La Marina Mercante es parte de la Marina Civil, pero no representa la totalidad de la Marina Civil.

La Armada Española, parece negarse a reconocer la Marina Civil.

En tal sentido deben subrayarse las presiones realizadas para que la asignatura de Historia fuese eliminada de los planes de estudio de las Carreras de la Marina Civil. Objetivo que fue conseguido.

El nombre de los centros docentes de náutica, las Escuelas Superiores de la Marina Civil de Barcelona, Cádiz, A Coruña, Bilbao, Santander fue sustituido por otros en los que no figura Marina Civil. Actualmente solamente la Escuela Superior de la Marina Civil de Gijón mantienen su nombre sin modificar.

Hace unos meses en una reunión mantenida con los alumnos de una Escuela de las anteriormente citadas pudimos comprobar que ignoraban por completo quienes habían sido Cristóbal Colón, Juan de la Cosa, etc.

Sin embargo, la asignatura de historia se mantiene en otras carreras universitarias, y, por supuesto, en las carreras navales. Como resulta obvio, hay un claro interés en qué los marinos civiles no conozcan su historia. Lo que es significativo y no deja de ser aberrante.

Nada tiene de extraño qué, dentro de ese marco de supremacismo naval, totalmente injustificado, se continue dando rienda suelta a las falacias históricas, a las ocultaciones, a las manipulaciones y historias totalmente sesgadas y carentes de soporte histórico.

 

Entre las falacias más divulgadas se pueden citar algunas, a modo de ejemplo:

Cristóbal Colón fue almirante de la Armada Española. Totalmente falso

Juan Sebastián Elcano era marino de guerra y pertenecía a la Armada Española. Totalmente falso.

Antonio de Gaztañeta fue ingeniero naval. Totalmente falso

Diego García de Palacio fue ingeniero naval. Totalmente falso

Juan Escalante de Mendoza fue ingeniero naval. Totalmente falso

Jorge Juan fue ingeniero naval. Totalmente falso

El supuesto almirante Bonifaz pertenecía a la Armada Española. Totalmente falso

Los galeones españoles construidos antes de 1750 fueron diseñados por ingenieros navales.

Totalmente falso.

La Armada Española participó en el “descubrimiento del Nuevo Mundo”. Totalmente falso.

Juan de la Cosa, el supuesto autor del famoso mapa, era almirante y realizo su mapa completo en un verano. Totalmente falso

El listado de falsedades, ocultaciones, manipulaciones y bulos es mucho más extenso de lo que se puede imaginar.

Es lamentable que la UNESCO, la UE y los ministerios de Cultura y Defensa sigan manteniendo este estado de cosas que adulteran la historia y contaminan la cultura popular.

La dignidad de las instituciones y de las profesiones no se debe crear y alimentar a base de falacias subvencionadas.

La celebración del V Centenario de la primera vuelta a mundo ha sido un acto indigno de un Estado serio y respetuoso con la historia.

ES muy significativo, que la Marina Civil, auténtica protagonista de los grandes “descubrimientos” y de los tráficos generados por ellos, no cuente con un solo museo en todo el territorio español.

¿Por que el Estado Español niega a la Marina Civil y a los marinos civiles?