Títulos náuticos más fáciles para favorecer la venta de barcos

 

Diario de Ibiza

 

El capitán Costa, autor de libros de texto náuticos, denuncia que los nuevos programas no piensan en la seguridad

03.04.2015 | 12:08

Títulos náuticos más fáciles para favorecer la venta de barcos
Títulos náuticos más fáciles para favorecer la venta de barcos
 

carmelo convalia El capitán de la Marina Mercante Juan Bautista Costa (Formentera,1942) lleva años escribiendo libros de texto que recogen los programas oficiales para la obtención de los distintos títulos náuticos, desde el de patrón para navegación básica hasta el de capitán de yate. El pasado 14 de enero el Ministerio de Fomento, a través de la dirección general de la Marina Mercante, modificó el contenido exigido en cada uno de los títulos. Costa advierte de que esa actualización «lo que ha hecho en realidad es reducir materia y conocimientos, haciendo ahora más fácil obtener dichos permisos para navegar».

Junto a la Escuela Náutica que dirige en Formentera, Costa mantiene su actividad editora y acaba de publicar dos nuevos títulos, el ´Patrón para Navegación Básica´ y el ´Patrón de Embarcaciones de Recreo (PER)´, ambos textos adaptados al programa que ha entrado en vigor este año.
En opinión de este profesional del mar, con una larga trayectoria de navegación a sus espaldas y una no menos dilatada experiencia como profesor y autor, lo que ha ocurrido es que el Ministerio «se ha dejado influenciar por el lobby náutico, que es la asociación de empresas de industrias náuticas deportivas, que está muy bien asesorada, cuenta con gente influyente y han conseguido cambiar la ley». A su juicio, el objetivo es «facilitar la obtención de títulos para vender más barcos».

Los cambios afectan a todas las titulaciones y, como ejemplo, en el caso del PER faculta para patronear barcos hasta de 15 metros de eslora cuando antes el límite eran 12 metros, y permite navegar hasta 12 millas de la costa. También faculta para navegar entre Balears y las islas Canarias. Pero este título incluye una importante novedad, y es que permite navegar a la Península con un barco de una eslora de hasta 24 metros, realizando una práctica. Ese ejercicio de navegación, señala el capitán Costa, «se reduce a hacer un viaje a la Península y volver y con eso se considera que el alumno puede llevar barcos de hasta 24 metros, es incomprensible. En fin, sin comentarios...».

Los contenidos que se han eliminado de los programas tienen que ver con motores, radio y tecnología vélica, «que son asignaturas importantes», recalcó Costa. También es cierto que si bien se reduce la parte teórica aumentan las prácticas, «donde el alumno tiene que aprender lo que no ha estudiado previamente». Costa advierte de que con los nuevos contenidos «la gente no va a estar bien preparada y Salvamento Marítimo va a tener mucho trabajo».