El buque Río Tajo de la Guardia Civil lleva desde el jueves fondeado con 168 migrantes a bordo en la bahía de Nouadhibou, en Mauritania. El buque se encuentra a la espera de que avancen las negociaciones entre las autoridades para proceder al desembarco de migrantes en el país africano, según informan fuentes del Ministerio del Interior.